“Lorena” III/23 Microrrelatos musicales Sant Jordi 2016

“Cuando me desperté salí al salón y encontré el desastre de la noche anterior. Estaba tumbada en el sofá, tapándose la cara con el cojín para que la luz de L´Eixample no la desvelase. Había tabaco encima de la mesa, cerveza en el suelo y alguien se había dejado la puerta abierta, ¡no me jodas! Todo el mundo se había ido menos nosotros, el ruido de la calle me taladraba los oidos. Siempre pasaba lo mismo cuando íbamos al Moog y Lorena dormía en casa.”

Por y para Lorena.

lorena

Anuncios

“Mil razones” II/23 Microrrelatos musicales Sant Jordi 2016

“Nunca hubiera compartido esta última cerveza con nadie, pero claro, niégasela. He quedado hace veinte minutos en Sol y me importa una mierda. Me quito la trenca y se la pongo sobre los hombros, os juro que no suelo proceder a estas ridiculeces. Con suerte le entrará el sueño y querrá que nos vayamos a mi piso, a enredarnos. Es la mejor razón entre miles para quedarse un viernes en casa, desnudos y en silencio, me encanta esa parte.”

Por y para Cheshire. /

luis 2

“El ruido que me sigue siempre” I/23 Microrrelatos musicales Sant Jordi 2016

“Aparté las cortinas de un manotazo y allí estaba, en la calle, empapado y solo. Bajé a trompicones, no eché las llaves y la luz se quedó prendida. Había venido corriendo desde Monte Alto a pesar de haberme negado, era tan cabezota. Tiritaba y tenía los brazos cruzados, evitaba el contacto visual. No quería preguntarle porque había venido tan rápido, siempre respondía que huía del ruido. La solución parecía romperse por momentos, más que fácil, era frágil.”

 

Por y para Ángel E. /

 

maga.jpg

Volver. /

Volver con la frente m̶a̶r̶c̶h̶i̶t̶a̶ en ascendente. Volver a casa, a la raiz, que no al inicio. Solo se equivocan los que actúan, y a ti te sobra el coraje, pero hoy la que habla es tu razón. Sé duro contigo mismo, pero tan solo por un rato. Sé condescendiente, sobre todo a la hora de dormir. Me gustaría prestarte mis ojos para que pudieras verte, a través de mi cristal, desde el rincón donde te vi la primera vez. Eres más de lo que enseñas, y por supuesto, eres mucho más de lo que crees.

Es un buen momento para cambiar las cortinas, para sonrojarse, es tiempo de modestias y de no mirar el reloj.

avion lluvia

“Cuando el mármol se volvió blando” (Microrrelato XXIII Sant Jordi 2015)

“Seguía teniendo las mismas fotos en los marcos de la mesita de noche. Allí estaban con trece años, seguramente había sido uno de los mejores veranos de todos. Pocas cosas habían cambiado en esa habitación, incluso el parecía el mismo niño de los noventa. No importaba que pasasen dos días o seis meses, siempre conseguía sacar su lado más limpio y dulce, como cuando el mármol de volvió blando.”

Por y para Martí.

end

“Cervezas, música y meditación” (XXII/23 Microrrelato Sant Jordi 2015)

“Era imposible contabilizar los objetos en el suelo de la habitación, suerte que la botella era de plástico y no se había roto. Estaba tapado hasta la cabeza y los pies le asomaban al final de la sábana. Posiblemente no había sido la mejor noche de su vida, pero definitvamente no había sido la peor. Necesitaba eternizar el domingo y convertirlo en su refugio. Era un chico con recursos, lo solucionaría con cervezas, música y meditación.”

Por y para V.

hab hab

“Segundas oportunidades que regala la vida” (XXI/23 Microrrelato Sant Jordi 2015)

“El curso de la normalidad nunca había sido tan extraordinario. Los domingos volvían a estar llenos de sonrisas y remolimos en el estómago. Encontraba la belleza en las cosas sencillas que creía haber aborrecido. Miró el reloj de la mesita y se recostó hacía su lado de la cama. La invadió esa sensación, cuando todo que nos nubla se marcha, sin más. Suposo que era lo que le habían contado alguna vez, segundas oportunidades que regala la vida.”

Por y para Inma.

buenos dias cama chica 2

“La mujer de verde” (XX/23 Microrrelato Sant Jordi 2015)

“Nunca pensó en verla como una heroína, pero así era. Sobre todo por las mañanas, cuando el sol renegaba por salir del cine de las sábanas blancas, que bonita estaba. Prefería no buscar palabras y demostrar sus impulsos de la manera innata que les unía, con la piel. En ocasiones se quedaba en silencio para pensar más tarde como romperlo. Era especialista en mirarme desde la ventana, como la mujer de verde de la canción.”

Por y para Laura.

verde

“Te he encontrado con 27 años, he vivido 27 años sin ti” (XIX/23 Microrrelato Sant Jordi)

Cerró la puerta poniendo un punto y a parte definitivo. Las cosas eran así y no cabía lugar a ningún tipo de duda. La distancia se convertiría en su principal desventaja. Recordó aquella frase que hablaba de cortinas, no la entendía del todo. Escribío la penúltima nota en un trozo de papel color azulete. “Te he encontrado con 27 años, he vivido 27 años sin ti”. Firmó y después la convirtió en su primer origami. La posó sobre la mesita de noche y desapareció.

Por y para Azul.

butter

“El tiempo no existe” (XVIII/23 Microrrelato Sant Jordi 2015)

Siempre con prisas, corriendo de un lado para otro. Con el pelo mojado y con el último botón desabrochado. Se había para cinco minutos, cinco que se pasarían en cuestión de segundos, cinco que le salvarían el día. Respiró creando una línea imaginaria desde la punta de su nariz hasta el recoveco más tímido de su pulmón derecho. Estaba aprendiendo a controlar su fuerza, necesitaba domarla. Empezó a sonar la alarma, pero la ignoró. Al final, el tiempo no existe.

Por y para Mireia.

reloj